Noticias

ONAMET monitorea océanos para emitir alertas si RD es amenazada por Tsunami

Viernes, 05 Agosto 2022
ONAMET monitorea océanos para emitir alertas si RD es amenazada  por Tsunami   La Oficina Nacional de Meteorología (ONAMET), informa que posee una Sección de Alerta de Tsunami,  para monitorear las 24 horas  las posibles ocurrencia de  movimientos sísmicos en las costas y mar adentro de la República Dominicana y  emitir alertas  para   activar  los   organismos de  protección civil.   La Sección  opera  en   la  División de Meteorología Sinóptica y Pronósticos, ya que la  ONAMET pertenece al Sistema Nacional de Prevención, Mitigación y Respuesta ante desastres de la República Dominicana y la institución fue escogida como  punto focal de Tsunami ante el Centro de Alerta de Tsunami del Pacífico (PTWC), operados por la Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica (NOAA) de los Estados Unidos.   La resolución  fue ratificada por el  Ministerio de Relaciones Exteriores de la República Dominicana,  el 28 de junio 2008 y  ante el Caribe Early Warning System (Caribeews), Comisión Oceanográfica Internacional de la Unesco, de Estados Unidos.   La ONAMET  explicó que solo interviene emitiendo alertas en  caso que ocurra un   sismo en el  mar Caribe  o en  el océano Atlántico con  magnitudes entre 6.5 y 7.0  en la escala de Richter, que puedan ocasionar un Tsunami  y afectar las costas de República Dominicana,    según está establecido en el Procedimiento de Operación Estándar en caso de Tsunami.   Se informó que la institución también  trabaja en  colaboración con el  Instituto Sismológico Universitario (ISU) de la Universidad Autónoma de Santo Domingo,  el Sistema Geológico Nacional (SGN) y el  Centro de Operaciones de Emergencia (COE).   Según el manual de procedimiento  para alerta de tsunami hay  cuatro (4) etapas en el  monitoreo de Tsunami en caso que  ocurra un evento:   1.-Etapa de vigilancia,  Se activa, sin la ocurrencia de un evento o bien, con la ocurrencia de un sismo de magnitud entre 5.0 y 6.4 en el mar Caribe o el océano Atlántico, sin ningún riesgo que ocurra un  tsunami que pueda afectar las costas de República Dominicana. Emitiendo  un boletín. 2.- Etapa de Alerta, debe implementarse si ha ocurrido un evento que sobrepasa los umbrales establecidos, ya  sea por   Tsunami Local, Regional o Lejano.  3.- Etapa de Aviso, debe implementarse si ha ocurrido un evento que sobrepasa los umbrales establecidos, ya  sea un Tsunami Local, Regional o Lejano.  4.-Etapa de Cancelación. Si luego de emitir un boletín de alerta o aviso de tsunami y no se ha generado un tsunami y el  mismo no ha afectado las costas de República Dominicana. También si ha afectado un tsunami y los efectos han pasado.   Hay tres (3) características que definen el tipo de Tsunami, son la distancia y la profundidad del hipocentro:   1.-Tsunami Local, si ocurre un sismo en el mar Caribe o el océano Atlántico con magnitudes entre 6.5 y 7.0 con epicentro dentro de la región  y con una profundidad de 100 kilómetros o menos.   2.- Tsunami Regional, si ocurre un sismo en el mar Caribe o el océano Atlántico con magnitudes igual o mayor a 7.6 con epicentro dentro de la región dos y con una profundidad de 100 kilómetros o menos.    3.- Tsunami Lejano, si ocurre un sismo en el mar Caribe o el océano Atlántico con magnitudes entre 8.5 con epicentro dentro de la región 3 y con una profundidad de 100 kilómetros o menos y el PTWC emita un boletín indicando amenaza alta e inundación por tsunami para las costas del país.   Se explicó que desde la Sección de Alerta de Tsunami  de la ONAMET se  mantiene un sistema de alerta temprana que opera con  tecnología de punta. Este sistema consiste en  cuatro  mareógrafos ubicados en las costas Norte, Este y Sur del país, desde el año  2008  se instaló  el primero  en el  Puerto Multimodal Caucedo, en   Boca Chica, Santo Domingo Este.    Luego en  el año 2010 se instalaron   dos (2)  ubicados en los  puertos de Puerto Plata  y  Punta Cana, provincia La Altagracia y el  último en el año 2012 en el puerto de Barahona.   En el año 2014 el Gobierno Dominicano a través de la Oficina Nacional de Meteorología con el apoyo de Naciones Unidas, puso en vigencia el Manual de Procedimientos Operacionales Normalizados (SOP) para salvar vidas y evitar pérdidas materiales en caso de tsunami, el mismo fue actualizado en el período del 2020-2021.

ONAMET ofrece servicios especializados aviación, producción y navegación

Martes, 02 Agosto 2022
ONAMET  ofrece servicios especializados aviación, producción y navegación          La Oficina Nacional de Meteorología (ONAMET)  ofrece servicios especializados a decenas de instituciones nacionales e internacionales para garantizar una aviación segura, regulaciones  de las operaciones de las presas,   investigación meteorológicas,   agropecuaria y los pronósticos para el público    a través de los distintos departamentos y divisiones. A los  Estados Unidos y Europa  se envían informaciones de los  sondeos de la  atmosfera realizado en el país utilizando globo para estudiar  sus   diferentes  niveles en  altura remitiendo estos reportes a los  bancos de datos meteorológicos Washington y   Brúsela, capital de Bélgica  y de ahí estas informaciones son   distribuidas   a nivel mundial vía la web. Estos datos  son de interés para   ajustar o mejorar los modelos  meteorológicos empleados  para analizar  las condiciones del tiempo  y realizar pronóstico para la aviación.   Cumpliendo con los acuerdos de  las Organización  de   Aviación Civil Internacional (OACI)   y   la Organización   Meteorológica Mundial (OMM), La ONAMET es responsable de ofrecer en el país servicios de temperaturas, presión atmosférica,    tafor,  metar, sigmet, airmet  y gamet en los aeropuertos  informaciones que también son enviadas a los bancos de datos de Atlanta  Estados Unidos y Brasilia, en Brasil. Estas informaciones son de interés para garantizar la seguridad  aérea y  minimizar las perturbaciones  de los vuelos influyendo de manera positiva en el desarrollo y  la  economía del país. A través de la División de Pronósticos se realizan tres informes diarios de las condiciones del tiempo  para la población, los cuales  son de  utilidad en las  instituciones estatales y privadas  incluyendo radio, televisión  y prensa escrita. Además se hacen  pronósticos especializados para el  Centro de Operaciones de Emergencias (COE),  Comisión Nacional de Emergencias, y la Defensa Civil. También Meteorología realiza  pronósticos marinos informando el estado de las  olas, viento y condiciones de lluvias en las costas  de interés para la  Armada de la República Dominicana  y las personas que   hacen uso de la navegación  marítima. La división de  Hidrometeorología,  suministra informaciones  de los estados de las lluvias caídas en el territorio nacional al   Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INDRHI), las cuales son de  utilidad para el manejo de las presas en todo el territorio nacional. Ofrecen informaciones especializadas de los  niveles de las precipitaciones, índice de humedad y el Balance Hídricos de utilidad para la   agricultura y el desarrollo de la producción nacional. Mientras el   Departamento de  Meteorología Operativa   a través de la   División  de Agrometeorología de la ONAMET,   realiza estudios determinando  los estados del suelo y   comunicando  si  existen condiciones favorables para llevar a cabo proyectos agropecuarios  de acuerdo a los niveles de pluviometrías registrados al   Ministerio de Agricultura. Meteorología también realiza estudio proyectando posibles sequías en las distintas regiones, informaciones que son suministradas al Ministerio de Agricultura. El departamento de Climatología posee unos Bancos de Datos donde se emiten certificaciones, informaciones de posibles sequías y la incidencia de las lluvias caídas en las diferentes regiones del país, que son utilizadas para el diseño y desarrollo de proyecto agrícolas a través del ministerio de Agricultura, según informaciones ofrecidas por el departamento de climatología de esta (ONAMET). Meteorología  mantiene programas con el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales,   la Consejo  de Cambio Climáticos entre otras entidades.

La Organización Meteorológica Mundial presenta el informe El estado del clima en América Latina y el Caribe

Lunes, 25 Julio 2022
Cartagena/Ginebra, 22 de julio de 2022 (OMM) — Los fenómenos meteorológicos extremos y los impactos del cambio climático, como la megasequía, las precipitaciones extremas, las olas de calor terrestres y marinas y el deshielo de los glaciares, están afectando a la región de América Latina y el Caribe, desde la Amazonia hasta los Andes y desde las aguas de los océanos Pacífico y Atlántico hasta las zonas más recónditas de la Patagonia cubiertas de nieve.   En el informe de la Organización Meteorológica Mundial (OMM) titulado El estado del clima en América Latina y el Caribe 2021 se ponen de manifiesto sus profundas repercusiones en los ecosistemas, la seguridad alimentaria e hídrica, la salud de las personas y la lucha contra la pobreza. Las tasas de deforestación fueron las más elevadas desde 2009, y ello no solo perjudicó al medioambiente, sino que además socavó las iniciativas de mitigación del cambio climático. Los glaciares andinos han perdido más del 30 % de su superficie en menos de 50 años. Y la “megasequía” que azota la zona central de Chile es la más pertinaz del último milenio. “En el informe se muestra que, desafortunadamente, los riesgos hidrometeorológicos —como las sequías, las olas de calor y de frío, los ciclones tropicales y las crecidas— han causado la pérdida de cientos de vidas, han ocasionado graves daños en la producción agrícola y las infraestructuras y han provocado desplazamientos de población”, dijo el Secretario General de la OMM, profesor Petteri Taalas. “Se prevé que la creciente subida del nivel del mar y el continuo calentamiento de los océanos sigan afectando a los medios de subsistencia, el turismo, la salud, la alimentación, la energía y la seguridad hídrica en las zonas costeras, en particular en las islas pequeñas y los países de América Central. Para muchas ciudades andinas, el deshielo de los glaciares representa la pérdida de una importante fuente de agua dulce que actualmente se destina a uso doméstico, riego y generación de energía hidroeléctrica. En América del Sur, la continua degradación de la pluviselva amazónica sigue siendo uno de los principales motivos de preocupación tanto para la región como para el clima a escala mundial, habida cuenta de la función que desempeña ese tipo de bosque en el ciclo del carbono”, explicó el profesor Taalas. El informe se presentó el 22 de julio de 2022 en el marco de una conferencia técnica regional para los países de América del Sur organizada por la OMM en Cartagena (Colombia). Este es el segundo año en que la Organización elabora este informe regional anual, que se acompaña de gráficos interactivos y proporciona a las instancias decisorias información de carácter más local en la que fundamentar sus iniciativas. “El agravamiento del cambio climático y los efectos combinados de la pandemia de COVID-19 no solo han afectado a la biodiversidad de la región, sino que también han estancado décadas de progreso contra la pobreza, la inseguridad alimentaria y la reducción de las desigualdades en la región”, señaló el doctor Mario Cimoli, de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL). “Abordar estos retos interconectados y los impactos asociados requerirá de una acción coordinada. Con independencia de la forma en que se materialice, deberá fundamentarse en la ciencia. El estado del clima en América Latina y el Caribe es el segundo informe de este tipo y constituye una fuente decisiva de información de índole científica para la política climática y los procesos decisorios. La CEPAL seguirá desempeñando una función activa en esta difusión de información meteorológica y climática para fomentar el establecimiento de más asociaciones, la prestación de mejores servicios climáticos y la formulación de políticas climáticas más sólidas en el conjunto de América Latina y el Caribe”, afirmó. Conclusiones principales: Temperatura: La tendencia al calentamiento en América Latina y el Caribe continuó en 2021. La tasa media de aumento de las temperaturas fue de aproximadamente 0,2 °C por década entre 1991 y 2021, frente a los 0,1 °C por década registrados entre 1961 y 1990. Los glaciares de los Andes tropicales han perdido, al menos, un 30 % de su superficie desde la década de 1980, y presentan una tendencia negativa en cuanto a su balance de masas de −0,97 m de equivalente en agua al año durante el período de monitoreo (1990-2020). Algunos glaciares del Perú han perdido más del 50 % de su superficie. El retroceso de los glaciares y la correspondiente pérdida de masa de hielo han agravado el riesgo de escasez de agua para la población y los ecosistemas andinos. El nivel del mar en la región continuó subiendo a un ritmo más rápido que a escala mundial, sobre todo a lo largo de la costa atlántica de América del Sur al sur del ecuador (3,52 ± 0,0 mm por año, de 1993 a 2021) y en el Atlántico norte subtropical y el golfo de México (3,48 ± 0,1 mm por año, de 1993 a 1991). El incremento del nivel del mar amenaza a un porcentaje muy importante de la población que se concentra en las zonas costeras, ya que contamina los acuíferos de agua dulce, erosiona las costas, inunda las zonas de baja altitud y aumenta el riesgo de mareas de tempestad. La “megasequía” que castiga la zona central de Chileprosiguió en 2021, en su decimotercer año hasta la fecha, lo que la convierte en la más prolongada que afecta a la región en el último milenio, agravando una tendencia al aumento de la sequedad y poniendo a Chile a la cabeza de la crisis hídrica de la región. Además, una sequía plurianual en la cuenca del Paraná-Plata, la peor desde 1944, afectó al centro-sur del Brasil y a partes del Paraguay y del Estado Plurinacional de Bolivia. En la cuenca del Paraná-Plata, los daños a la agricultura causados por la sequía redujeron las cosechas, en especial las de soja y maíz, y ello afectó a los mercados agrícolas mundiales. En el conjunto de América del Sur, las condiciones de sequía provocaron un descenso del 2,6 % en la cosecha de cereales de 2020/2021 con respecto a la temporada anterior. La temporada de huracanes del Atlántico de 2021fue la tercera más activa de la que se tiene constancia en esa cuenca, al haberse registrado 21 tormentas con nombre (incluidos siete huracanes), y fue la sexta temporada consecutiva de huracanes en el Atlántico por encima de lo normal. Algunas de estas tormentas afectaron directamente a la región. En 2021, las precipitaciones extremas —que acumularon valores sin precedentes en muchos lugares— ocasionaron crecidas y deslizamientos de tierra. Se produjeron importantes pérdidas, y en particular cientos de víctimas mortales, decenas de miles de viviendas destruidas o dañadas y cientos de miles de desplazados. Las crecidas y los deslizamientos de tierra en los estados brasileños de Bahía y Minas Gerais provocaron unas pérdidas estimadas en 3 100 millones de dólares de los Estados Unidos. Ladeforestación en la pluviselva amazónica brasileña se duplicó con respecto al promedio de 2009-2018 y alcanzó su nivel más alto desde 2009. En 2021 se perdió un 22 % más de superficie forestal que en 2020. Un total de 7,7 millones de personas en Guatemala, El Salvador y Nicaragua experimentaron altos niveles de inseguridad alimentaria en 2021, a lo que contribuyeron factores como el efecto continuado de los huracanes Eta e Iota de finales de 2020 y las repercusiones económicas de la pandemia de COVID-19. Los Andes, el noreste del Brasil y los países del norte de América Central son algunas de las regiones más sensibles a las migraciones y los desplazamientos motivados por casusas climáticas, fenómenos que han aumentado en los últimos ocho años. Las migraciones y los desplazamientos de poblacióntienen múltiples causas. El cambio climático y los fenómenos extremos asociados son factores amplificadores que agravan problemas sociales, económicos y medioambientales. América del Sur es una de las regiones con mayor necesidad documentada de reforzar los sistemas de alerta temprana. Los sistemas de alerta temprana de peligros múltiples son instrumentos fundamentales para lograr una adaptación eficaz en zonas expuestas a los fenómenos meteorológicos, hidrológicos y climáticos extremos. Motivos de preocupación y lagunas de conocimiento En el Sexto Informe de Evaluación del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) se muestra el modo en que la configuración de las precipitaciones está cambiando, las temperaturas están aumentando y algunas zonas están experimentando cambios en la frecuencia y la gravedad de los fenómenos meteorológicos extremos, como las lluvias fuertes. Los dos grandes océanos que flanquean el continente (el Pacífico y el Atlántico) se están calentando y acidificando como consecuencia del dióxido de carbono, al mismo tiempo que el nivel del mar también está aumentando. Desafortunadamente, se prevé un agravamiento de los impactos en la región, ya que la atmósfera y el océano siguen cambiando rápidamente. El suministro de alimentos y agua se verá alterado. Pueblos y ciudades, así como la infraestructura necesaria para mantenerlos, estarán expuestos a riesgos cada vez mayores. La salud y el bienestar de las personas se verán afectados negativamente, al igual que los ecosistemas naturales. Las condiciones de sequía probablemente se intensificarán en la Amazonia, el noreste del Brasil, América Central, el Caribe y algunas partes de México, mientras que los efectos de los huracanes podrían aumentar en América Central y el Caribe. El cambio climático está amenazando sistemas vitales de la región, como los glaciares de los Andes, los arrecifes de coral de América Central o la selva amazónica, cuya situación está cerca de ser crítica y corren el riesgo de presentar daños irreversibles. Además de los impactos de la pandemia de COVID-19, en la región de América Latina y el Caribe se produjeron 175 desastres durante el período 2020-2022, según datos de la Oficina de las Naciones Unidas para la Reducción del Riesgo de Desastres (UNDRR). De ellos, el 88 % se debieron a causas meteorológicas, climatológicas o hidrológicas. Esos peligros fueron la causa del 40 % de las muertes registradas debidas a desastres y del 71 % de las pérdidas económicas. Para reducir los efectos adversos de los desastres de índole climática, apoyar las decisiones en materia de gestión de recursos y propiciar la mejora de los resultados, se necesitan servicios climáticos, sistemas de alerta temprana de extremo a extremo e inversiones sostenibles, pero todavía no se han desplegado adecuadamente en la región de América Latina y el Caribe. Es de vital importancia reforzar la cadena de valor de los servicios climáticos en todos sus eslabones, incluidos los sistemas de observación, los datos y su gestión, la mejora de los pronósticos, el fortalecimiento de los servicios meteorológicos, los escenarios climáticos, las proyecciones y los sistemas de información climática. La Organización Meteorológica Mundial es el portavoz autorizado de las Naciones Unidas sobre el tiempo, el clima y el agua.  

ONAMET recibe oferta formar parte de organismo regional

Viernes, 22 Julio 2022
La Oficina Nacional de Meteorología (ONAMET) fue  invitada  a formar parte  del Comité Regional de Recursos Hidráulicos de Centroamérica (CRRH) para  compartir modelos de predicción y otras  herramientas que ayudaran  a continuar fortaleciendo los pronósticos que puedan originar  inundaciones  y descargas  eléctricas de mayor magnitud. Se informó que el sistema de predicción es efectivo para realizar pronóstico de alertas tempranas  de posibles  inundaciones y  avisar  a tiempo   los organismos de  protección civil. La invitación la presentó la experta Berta Olmedo, Secretaria Ejecutiva del CRRH, de Centroamérica   a la Directora de la ONAMET, ingeniera Gloria Ceballos; Subdirector Técnico,  ingeniero Miguel Campusano y  personal  de la institución de distintas áreas, durante una reunión en la sede de Meteorología. La señora Olmedo  informó que el CRRH, forma parte del  Sistema de la Integración Centroamericana (SICA) y del Sub Comité de Electrificación y Recursos Hídricos del Comité de Cooperación Económica del Istmo Centroamericano y de la Comisión Económica para América Latina (CEPAL) del Consejo Económico y Social de las Naciones Unidas. Comunicó  que el sistema de predicción está operando a plena capacidad  en   Belice, Guatemala, Hondura, El Salvador, Nicaragua, Costa Rica  y Panamá. “Es una  herramienta amigable   acorde con los nuevos  tiempos que posee una avanzada tecnología de punta, representa un ahorro en las economías  y ofrece capacitación al  personal de Meteorología”, dijo la señora Olmedo. La experta expresó el deseo  que tiene  el organismo regional  para que la    República Dominicana a través de la Oficina Nacional de Meteorología   se adhiera  a ellos, porque  es un país  localizado en la región del Caribe  y ellos tienen como lema "Juntos  Somos Mejores".

ONAMET analiza lluvias caídas para proteger población y cuidar presas

Jueves, 21 Julio 2022
La Oficina Nacional de Meteorología (ONAMET)  informó que  realiza estudios   validando  las precipitaciones caídas  en la República Dominicana para recomendar  medidas de protección de la  población y el medio ambiente.    Las recomendaciones  destinadas para el cuidado  de la población cuando ocurren aguaceros son   suministradas al Centro de Operaciones de Emergencias (COE);  al  Ministerio de Agricultura  para que puedan planificar acciones preventivas de las plantaciones  o  ejecutar nuevos proyectos;   al  Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INDRIH)   recibe informes de la cantidad de lluvias caídas  , según se explicó. Estos trabajos los realizan  técnicos de la  división de Hidrometeorología de la ONAMET, donde también se elaboran boletines  “hidrometeorológicos” diarios. La división de Hidrometeorología  también  realiza  mapas de las precipitaciones  comunicando la cantidad de lluvias caídas,  las temperaturas extremas y   mínimas durante  cinco días  consecutivos y los    daños ocasionados por fenómenos naturales. La ONAMET  informó  que cuenta  con  81 estaciones meteorológicas instaladas en determinados lugares del país,  donde se hacen lecturas de las   temperaturas, nubosidad,  dirección y fuerzas del viento, presión atmosférica,   los 365 días del año. Meteorología aclaró  que con el Indrhi mantiene una colaboración de intercambio de informaciones, tomando en cuenta que esa institución  posee estaciones de datos hidrológicos.  La Hidrometeorología.-  es “la ciencia (estrechamente ligada a la Meteorología, la Hidrología y la climatología) que estudia el ciclo del agua en la naturaleza”. Departamento de Comunicaciones y Relaciones Públicas. Rubelquenia Bautista Luna.

ONAMET contribuye en mejorar producción y auge industria RD

Jueves, 14 Julio 2022
La Oficina Nacional de Meteorología (ONAMET), comunicó que durante todo el año  realizan recomendaciones  de las distintas variedades de cultivos del país con la finalidad de  mejorar la  calidad de la producción y  el desarrollo industrial. Estos trabajos se realizan a través del  Departamento de  Meteorología Operativa y  la  División  de Agrometeorología de la ONAMET,  determinando  los estados del suelo y   comunicando  si  existen condiciones favorables para llevar a cabo proyectos agropecuarios  de acuerdo a los niveles de pluviometrías registrados  y la  estación del año. Estas consultas  están sustentadas  en los  estados de lluvias que se  reciben a   través de la  Red Nacional de Estaciones Meteorológicas, según se informó. Los informes son  preparados en estados mensual y   anual por técnicos de la ONAMET  y  distribuidos  a los ejecutivos de las  regionales agropecuarias  Noroeste, Norte, Nordeste, Este,  Central, Norcentral,  Suroeste y Sur del    Ministerio de Agricultura.  Meteorología precisó que  es el   único órgano técnico-científico del Estado   especializado en recopilar estas  informaciones para conocer el  Índice de Humedad, Balance Hídrico, Comportamiento de las Precipitaciones  y  redactar el  Resumen Agrometeorológico. En el mismo reporte Meteorología comunicó    que se denomina balance hídrico o hidrológico  la evaluación de los aportes y descargas de agua de un sistema, normalmente un acuífero o una cuenca hidrográfica en  un período de tiempo determinado. La precipitación.- es el ciclo hidrológico  responsable de depositar agua fresca en el planeta. La precipitación es generada por las nubes cuando alcanzan un punto de saturación; en este punto las gotas de agua creciente (o pedazos de hielo) que se forman caen a la Tierra por gravedad. La Agrometeorología.- es la ciencia que estudia la acción de las variables meteorológicas sobre todas aquellas prácticas que se realizan en condiciones naturales, llámense  agrícolas, ganaderas y/o forestales, es decir, todos aquellos recursos bióticos que en íntima relación con el tiempo atmosférico pueden ser aprovechados por los seres humanos.  

Tres ciclones formados en la Temporada Ciclónica 2022

Miércoles, 06 Julio 2022
En lo que va de la   Temporada Ciclónica se han formado tres  ciclones   uno en  Centroamérica y dos en la costa este  de Estados Unidos hasta la segunda semana del mes de julio,    pero ninguno ha  representado peligro para la República Dominicana, informó la Oficina Nacional de Meteorología (ONAMET). El día 2 de junio 2022, se formó  una depresión    al  noroeste de Cozumel, México y 810 kilómetros  al suroeste de FT. Myers Florida, Estados Unidos, la cual llegó alcanzar la categoría de tormenta tropical Alex internándose en el  océano Atlántico, y cinco días después, perdió  sus características convirtiéndose  en un ciclón postropical.  Este fenómeno  nunca representó peligro para el país, convirtiéndose en el primer ciclón de la temporada.  El día primero de julio  se formó el segundo,  la  tormenta tropical Bonnie   al este de la comunidad de Bluefields, Nicaragua con vientos máximos de 65 kilómetros por horas, desplazándose hacia el oeste a 30 km/h, llegando alcanzar vientos de 85km/h.  El sábado día 2 de julio Bonnie cruza al océano Pacífico  entre Costa Rica y Nicaragua,  descontinuando  la División  Pronósticos de la ONAMET el seguimiento,  a pesar de que este fenómeno nunca  representó peligro para la República Dominicana.  Pero, en el  Pacífico  alcanzó la categoría de huracán y todavía el día 6 de julio estaba localizado al suroeste de cabo Corrientes, México, con  vientos superiores a los 155 kilómetros por horas.  Ese mismo día al suroeste de Nueva Berna Carolina, Estados Unidos  se  formó tormenta tropical Colin, con vientos máximos de 65 kilómetros por horas, pero  este fenómeno, al día siguiente el  3 de julio se disipó, según el  reporte del   Centro Nacional de Huracanes de los  Estados Unidos.  La  Temporada Ciclónica en el océano Atlántico, Golfo de México  y el mar  Caribe, inició el primero de junio y concluye el  30 de noviembre. 

ONAMET en coordinación E.U realizan sondeos de la atmosfera

Miércoles, 06 Julio 2022
  El Gobierno dominicano a través de la  Oficina Nacional de Meteorología  (ONAMET) mantiene un acuerdo con Estados Unidos  realizando sondeos de la  atmosfera utilizando globo para estudiar  sus   diferentes  niveles en  altura,    obteniendo  informaciones  para  realizar pronósticos para la  población, aviación  y darle seguimiento a ciclones que se desplazan próximo al país.  Este globo  estudia en altura el  punto de roció que es la temperatura más  alta a la que empieza a condensarse el vapor de agua, proceso que da lugar a la formación de las nubes,   la dirección y fuerza del viento, humedad relativa del aire   en cada  punto estandarizado, según  informó la ONAMET. Mediante este sistema también se realizan   observaciones  a diferentes alturas o niveles  de la   presión atmosférica en los   925 milibares, 850mbs, 700mbs, 500mbs, 400mbs, 300mbs, 250mbs, 200mbs 150mbs y 100mbs. Estas informaciones son de gran utilidad  también  para ajustar o mejorar los modelos  meteorológicos empleados  para analizar  las condiciones meteorológicas en la Troposfera  y realizar los  pronósticos del tiempo. El lanzamiento de los  globos se realiza dos veces al día  a las 7:00 am  y 7:00 pm y en condiciones especiales atmosféricas se realizan varios sondeos especiales, dependiendo de la cercanía de un ciclón al país. Se explicó que el  radio sonda  posee un sistema que   transmite  a un aparato receptor fijo en la ONAMET,  las informaciones que va captando  y las envía  a los bancos de datos de Washington, Estados Unidos  y Brúsela, capital de Bélgica, en Europa  y de ahí estas informaciones son   distribuidas   a nivel mundial vía la web. Estas operaciones    especializadas las  realizan  técnicos  de la ONAMET, en Santo Domingo Este. Una vez en  altura  el  globo explota cuando su presión interna sea mayor a la del exterior.  

ONAMET anuncia posee banco de datos contribuyen a la producción y las investigaciones

Martes, 28 Junio 2022
La Oficina Nacional de Meteorología (ONAMET) comunicó que posee un banco de datos meteorológicos con informaciones recopiladas de 92 años, al servicio de la población con temperaturas máximas y mínimas, cantidad de lluvias caídas en distintos lugares y los períodos de sequías. También informaciones de la dirección y fuerza del viento, humedad relativa del aire y presión atmosférica. El departamento a cargo de estas operaciones es Climatología, quienes explicaron que con estas informaciones se pueden determinar la magnitud de posibles sequías y las incidencias de las lluvias en las diferentes regiones del país. Estas informaciones se comenzaron almacenar en el año 1930. Estos registros son de gran utilidad para el diseño de proyectos industriales, desarrollo y sostenibilidad de actividades académicas, transporte, aviación, recursos energéticos e hídricos y reclamaciones legales, según el comunicado de Climatología. De igual manera estos registros son utilizados para el desarrollo de proyectos agrícolas en cualquier zona del país, porque confirman las lluvias caídas en una región o comunidad en caso contrario en cuales estaciones ocurren sequías estacionales y de esta manera se pueden asegurar inversiones. Climatología informó que también ofrece informaciones para servicios legales relacionados con las condiciones del tiempo, en su condición de única entidad del Estado legalmente reconocida para emitir estas certificaciones. Estas certificaciones tienen un costo económico, reguladas en el decreto número 784-04 del 9 de agosto del año 2004. En cambio no pagan las solicitudes que hagan universidades, escuelas, instituciones del Estado y organizaciones no gubernamentales (ONG).