ONAMET contribuye en mejorar producción y auge industria RD

Jueves, 14 Julio 2022

La Oficina Nacional de Meteorología (ONAMET), comunicó que durante todo el año  realizan recomendaciones  de las distintas variedades de cultivos del país con la finalidad de  mejorar la  calidad de la producción y  el desarrollo industrial.

Estos trabajos se realizan a través del  Departamento de  Meteorología Operativa y  la  División  de Agrometeorología de la ONAMET,  determinando  los estados del suelo y   comunicando  si  existen condiciones favorables para llevar a cabo proyectos agropecuarios  de acuerdo a los niveles de

pluviometrías registrados  y la  estación del año.

Estas consultas  están sustentadas  en los  estados de lluvias que se  reciben a   través de la  Red Nacional de Estaciones Meteorológicas, según se informó.

Los informes son  preparados en estados mensual y   anual por técnicos de la ONAMET  y  distribuidos  a los ejecutivos de las  regionales agropecuarias  Noroeste, Norte, Nordeste, Este,  Central, Norcentral,  Suroeste y Sur del    Ministerio de Agricultura.

 Meteorología precisó que  es el   único órgano técnico-científico del Estado   especializado en recopilar estas  informaciones para conocer el  Índice de Humedad, Balance Hídrico, Comportamiento de las Precipitaciones  y  redactar el  Resumen Agrometeorológico.

En el mismo reporte Meteorología comunicó    que se denomina balance hídrico o hidrológico  la evaluación de los aportes y descargas de agua de un sistema, normalmente un acuífero o una cuenca hidrográfica en  un período de tiempo determinado.

La precipitación.- es el ciclo hidrológico  responsable de depositar agua fresca en el planeta. La precipitación es generada por las nubes cuando alcanzan un punto de saturación; en este punto las gotas de agua creciente (o pedazos de hielo) que se forman caen a la Tierra por gravedad.

La Agrometeorología.- es la ciencia que estudia la acción de las variables meteorológicas sobre todas aquellas prácticas que se realizan en condiciones naturales, llámense  agrícolas, ganaderas y/o forestales, es decir, todos aquellos recursos bióticos que en íntima relación con el tiempo

atmosférico pueden ser aprovechados por los seres humanos.